Hora Loca - Justin Quiles

Hora Loca

No Quiero Amarte
6 julio, 2018

Llega la noche y Justin Quiles, DJ África y Jen Carlos Canela saben con exactitud cómo pasarla bien. En Hora Loca se van de fiesta, de esas que terminan en la playa, y conocen varias chicas en el camino. Como siempre, en medio del baile hay toda clase de bebidas que inevitablemente los llevarán a irse de parrandón, hasta terminar la faena quizá en alguna cama.

Y aunque todos quisiéramos ser estrellas de reggaeton como ellos, e intentáramos cumplir nuestras locas fantasías para vivir una Hora Loca como la que Justin Quiles, DJ África y Jen Carlos disfrutan a lo largo de la canción, muchas veces tenemos que enfrentar otras situaciones en nuestras vidas que no son tan divertidas.

¿Se han puesto a pensar cuáles podrían ser una Hora Loca para ustedes? De esas que nos hagan perder los estribos y pongan a prueba nuestra razón.

Aquí hay algunos ejemplos específicos de la semana, en los que todos vivimos en carne propia el azote del tiempo:

 

  • Viernes a las 4 p.m.

La última hora de la semana laboral para aquellos con empleos 9-5. Esa última hora de trabajo, llena de cosas por hacer al minuto final, agitada y disparatada, que además se estrella contigo cuando tu productividad está en su punto más bajo pensando que ya casi vas a salir. El tiempo se mueve lentamente y tu ves más lejana tu libertad con cada segundo. Esa ansiedad e impaciencia mientras esperas a las 5 p.m. para correr como loco fuera de tu trabajo clasifica como una estresante Hora Loca.

 

  • Viernes apenas dan las 5:01 p.m.

Otra Hora Loca, inmediatamente posterior a la finalización de la semana laboral, justo cuando decides irte de tragos con tu gente a tu lugar favorito de la ciudad. Estás activo, listo para cambiar a modo “fin de semana” y dejar atrás el estrés de  la oficina. ¡Llegó el momento de volverte loco! Clasifica como el instante más esperado, la Hora Loca que no quieres ver a tu jefe ni que el te vea.

 

  • Lunes a jueves a las 5 p.m.

La hora del tráfico. Si tienes suerte y vives cerca de tu trabajo, considérate afortunado. En cuanto a la mayoría de nosotros, en las principales ciudades, ese atasco, tranque, trancón, tráfico, pesadilla de las 5:00 p.m. es suficiente para encendernos de rabia. La impaciencia y la ira dominan a la mayoría de los conductores, ya que todo lo que se puede pensar después de un día largo de trabajo es la camita cómoda o la comidita casera que nos espera en casa. Este momento clasifica como la Hora Loca de la frustración.

 

  • Domingo a las 10 p.m.

Las últimas horas de descanso antes de que caiga la noche y llegue el lunes, bien tempranito por la mañana, con otra semana llena de trabajo. De adolescentes sentíamos lo mismo porque teníamos que regresar al cole, de adultos se mantiene igual, solo que ahora le decimos “trabajo”. La ansiedad de retornar a las tareas pendientes, para más de uno, hacen que clasifiquemos este momento como otra Hora Loca. Sin olvidar que muchas veces, a esta hora, recordamos lo que teníamos que haber hecho el sábado a las 8 a.m. Y así, es muy difícil dormir.

 

¿Y tú que piensas?

 

¿Cuáles clasificarían para ti como Hora Loca?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *